Mercados
GRI 102-6

La Compañía presta servicios a clientes de pequeño, medio y gran porte, localizados en los cinco continentes y regionalizados en los siguientes mercados: Norte de África, Asia, Américas, CEI, Medio Oriente, Nafta y Unión Europea.

Con la integración de sus unidades de negocios en Brasil y en América Latina, la Compañía consolida su flexibilidad para actuar en geografías diferentes, evitando restricciones de mercado impuestas a determinadas regiones. Esta ventaja competitiva favorece la obtención de valor mediante sinergias, capacitando a la Compañía para alcanzar su mayor objetivo para el próximo año: desapalancamiento y generación de caja.

Con una fuerte estrategia de exportación, la Compañía se encuentra bien posicionada para actuar de forma cada vez más asertiva en el mercado mundial de proteína animal, integrando la actuación de diversas unidades de negocio en América Latina, una región con buenas condiciones naturales para la producción agropecuaria, y la única en el mundo con rebaño en expansión. La Compañía responde por, aproximadamente, un cuarto de las exportaciones latinoamericanas, que han crecido en relación al conjunto de las exportaciones mundiales.

El fortalecimiento de esta estrategia de exportación pasa por la constitución de una red de oficinas internacionales y por el trabajo de un área de Inteligencia de Mercado que actúa con fuerza para buscar oportunidades en todo el mundo. Además, esta estrategia se ha visto favorecida en Brasil, por el escenario de desvalorización cambiaria.

Con 13 oficinas comerciales, la mayoría en Medio Oriente y Asia, la Compañía busca aprovechar la ventaja estratégica de la internacionalización. Su red de oficinas está preparada para tener una actuación estandarizada, al mismo tiempo que busca conocer y satisfacer las necesidades de cada país.

La carne en el mundo

El mercado de proteína animal tiene como principales países exportadores a Brasil, India, Australia y Estados Unidos, mientras que los mayores importadores son Estados Unidos, China, Japón y Hong Kong.

En las dos últimas décadas, el mayor crecimiento del consumo de carne fue observado en Asia, con un aumento de 70%, y en Medio Oriente, de 42%; África, con 23% de aumento, y América del Sur y Central, con 17%, también fueron mercados con gran expansión. Por su parte CEI y Oceanía tuvieron una disminución en el consumo de este producto (de -26% y -12%, respectivamente), así como la Unión Europea (-4%) y América del Norte (-2%).

Athena Foods:
En 2018, los ingresos brutos de la División Athena Foods, que abarca las operaciones de las unidades productivas en Argentina, Colombia, Paraguay y Uruguay y de la distribución en Chile, sumaron R$ 6,907 mil millones, un resultado 81,4% superior al obtenido en 2017.

Mercado Externo:
En 2018, el mercado externo fue responsable por 72,3% de los ingresos brutos de la División Athena Foods. Ese desempeño se tradujo en ingresos brutos de R$ 4,994 mil millones al año, un resultado 87,8% superior al alcanzado en 2017.

Mercado Interno:
El mercado interno fue responsable de 27,7% de los ingresos brutos de la División Athena Foods en 2018. De esta forma, la división obtuvo ingresos brutos de R$ 1,914 mil millones en el año, un resultado 66,7% superior a 2017.

Consolidada en América de Sur, la Compañía tiene en Asia y Medio Oriente sus principales mercados, atendiendo también a la Unión Europea. En el último año, hubo un aumento significativo del volumen exportado, y el objetivo es alcanzar un crecimiento mayor, por la diversificación de los canales de venta y por la estandarización de los procesos comerciales.

Para ampliar sus exportaciones, la Compañía se enfoca en mercados de nicho, identificando las demandas y la oferta de productos con valor agregado, así como en los mercados emergentes. A partir de sus unidades en Argentina y Uruguay, la Compañía ve la oportunidad de introducirse en el mercado australiano, cuyo rebaño fue afectado por condiciones naturales adversas en los últimos años, además de expandir su posición con la apertura de Estados Unidos a la carne argentina y la apertura de Japón a la carne uruguaya, ambas registradas al final de 2018. El acceso al mercado chino está potencializado por las dificultades de la producción africana con la fiebre porcina. Además, se espera una apertura de Indonesia y la reapertura de Estados Unidos a la carne brasileña.

De esta forma, la Compañía espera 2019 con una expectativa de un mayor acceso a los mercados consumidores del mundo, pudiendo aumentar su base de clientes y diversificar las exportaciones por país.

Brasil
Con el mayor rebaño de América del Sur y un crecimiento de 32% en los últimos diez años, en 2018 la operación brasileña enfrentó el desafío de perder los mercados estadounidense y ruso, que suspendieron la entrada de carne producida en Brasil. Para la Compañía, esa pérdida fue trabajada con el incremento de la exportación por unidades de otros países. Aun así, la operación brasileña continuó elevando sus exportaciones y recuperó parte del mercado ruso. Con más de 25% de las exportaciones direccionadas para Asia y manteniendo el porcentual de 20 a 25% para Medio Oriente, la operación mantiene un alto índice de productividad en sus plantas.

El incremento de la eficiencia en las unidades industriales es un tema fundamental en la operación, que ayudó a dar sostenibilidad al negocio. En este sentido, el programa de eficiencia Actitud Campeona ha permitido el intercambio de ideas y el benchmarking, haciendo que el colaborador se sienta parte de la empresa. Creado en 2016, el programa está en una nueva etapa, incluyendo más indicadores, como la matriz energética, lo que mostró excelentes resultados: la Compañía produjo 5% más en volumen, y redujo el uso de recursos disponibles en 10% – es decir, produjo con más eficiencia, y también observó el surgimiento de la oportunidad de venta de energía contratada.

El año 2018 fue positivo en términos de equipo, eficiencia y sostenibilidad. Con el compromiso del equipo, la operación brasileña avanzó en la reflexión sobre sucesión, en diversos niveles, y en delegar responsabilidades. La atención para la eficiencia proporcionó mayor relevancia para los aspectos legales involucrados en las actividades, con resultados positivos, por ejemplo, en los índices de accidentes, en la utilización de equipos de protección individual y en las inversiones en productividad, lo que se tradujo en economía y sostenibilidad. Los temas de salud y seguridad son una parte esencial del negocio, y el tema de la negligencia se trata con severidad.

Desde el punto de vista económico y político, fue un año de incertidumbre y de volatilidad cambiaria en Brasil, no obstante, la Compañía supo trabajar en este escenario para explorar su vocación exportadora. Con una importante inversión logística en operaciones multimodales, fue posible alcanzar 25% de embarque multimodal – utilizando tren y puerto –, con ganancias logísticas y ambientales. La mejoría de la operación portuaria promovió una reducción indirecta del uso de energía eléctrica y de emisión de carbono.

Otra acción importante en Brasil en 2018 fue la separación de la distribución como negocio, lo que generó más oportunidades y permitió que el plan estratégico brasileño creciera en productos de terceros, como pescado o papas – que representan 35% de su distribución. De esta forma, la distribución obtuvo un nuevo papel: viabilizar rentabilidad para el negocio.

Para 2019, la operación brasileña implantará el Programa de Eficiencia de Carcasa. Este programa permitirá medir lo que se hace con cada tipo de animal en la fábrica, elevando la eficiencia y permitiendo una mejor fijación de precios. Además, también proporcionará una mayor asertividad en la selección del ganado, de acuerdo con el objetivo y el mercado. La relación con el ganadero proporcionará ganancias, con el apoyo de un estudio estadístico interno y externo independiente, mediante una bonificación y acciones de fomento para este público – lo que incrementa la sostenibilidad de la cadena.

Paraguay
Paraguay es un mercado estratégico, ya que la carne bovina es uno de los tres pilares fundamentales de la economía local, y la compañía es el mayor productor y exportador del país. Además, el escenario interno es prometedor con el aumento significativo del consumo interno de carne bovina, siguiendo los índices macroeconómicos del país: de 2013 a 2017, el consumo per cápita pasó de 28kg para 35kg al año. El rebaño ha aumentado, creciendo 36,5% entre 2001 y 2018.

La Compañía está invirtiendo en tecnologías para eficiencia de la producción y fortaleciendo el compromiso con productores para ampliar el rebaño del país, que tiene estructuras de bajo costo y políticas de impuestos simples. Con capacidad de sacrificio de 5400 cabezas de ganado por día, lo equivalente a 37% de la capacidad de Athena Foods, los frigoríficos de la Compañía en Paraguay exportan principalmente para Rusia y Chile (38% y 31%, respectivamente, en 2018), existiendo una expectativa de apertura del mercado de Europa y de Taiwán.

Argentina
Con un gobierno favorable a la actividad industrial y el incentivo a la exportación restablecido, Argentina presenta un buen potencial de apertura para nuevos mercados y permite un valor interesante para el ganado, siendo su carne reconocida mundialmente.

En 2018, el aumento del dólar por encima de la inflación benefició a la Compañía, que amplió su participación en el mercado nacional en 3 puntos. Con una estrategia de rejuvenecimiento de la categoría y de primera hamburguesa casera para el mercado interno, además de crear el programa de gold marketing, que aproximó al consumidor del producto, con 35 mil puntos de venta. De esta forma, fue posible pasar el concepto no solo de una industria procesadora de carne, sino de una empresa que ofrece alimento para las familias. La perspectiva de la Compañía es elevar su crecimiento y ofrecer productos de calidad, enfocándose en la necesidad del consumidor.

El último año exigió disciplina en la gestión de costos de las operaciones argentinas, restringiendo gastos no operativos y atención al desperdicio. En un período crítico del mercado nacional, en el cual el consumidor presentó un menor poder de compra, la estrategia fue realizar un análisis para identificar el mayor costo en el proceso, además de rever controles internos. Esta acción fue importante para obtener competitividad y para crear una cultura de gestión de costos.

Un desafío importante del último año fue la consolidación del proceso de integración del producto industrializado, estableciéndose los mismos criterios para todas las plantas. Con la creación de la unidad de negocios in natura e industrializados, la Compañía consiguió impulsar un crecimiento orgánico de 6 mil t/año.

Chile
Chile tiene un consumo doméstico mayor que su producción, buscando suplir el crecimiento de los últimos años con importaciones. Con una proyección de aumento del producto interno bruto (PIB) de 3,4% para 2019, y un PIB per cápita elevado para los estándares latinoamericanos, el mercado chileno ofrece buenas oportunidades. Próximo a los principales productores de carne bovina de América del Sur, el país también ofrece acceso a los mercados más rentables: Estados Unidos y Japón. Para aprovechar todas estas condiciones, la Compañía mantiene canales estructurados en el mercado doméstico, pudiendo realizar la segmentación de los precios.

Uruguay
Con un consumo per cápita de 48,6kg de carne al año, la economía de Uruguay ha enfrentado dificultades, después de muchos años de crecimiento. En 2018, sus exportaciones de carne disminuyeron, lo que afectó el volumen de actividad de los frigoríficos de la Compañía en el país. A pesar de este escenario económico menos favorable, el país tiene un rebaño capaz de satisfacer a mercados más rentables (como Nafta, la Unión Europea y Japón), estando libre de fiebre aftosa y apto para ofrecer productos de nicho, como los orgánicos.

La Compañía sustentó sus actividades en Uruguay, en 2018, trabajando de forma asertiva y estrechando, cada vez más, las relaciones transparentes establecidas con sus proveedores.

Athena Foods, conociendo los desafíos que deben ser enfrentados, ha estado realizando esfuerzos enfocados en la mejoría de la eficiencia operacional.

La eficiencia operacional es algo intrínsecamente relacionado con la salud y la seguridad en las plantas, y también con la sostenibilidad, un tema que creció en toda la Compañía y que se torna fundamental en las operaciones de Uruguay. De esta forma, cobran importancia no solo las iniciativas operacionales de aumento de eficiencia y reducción de costos, sino todo un trabajo de concientización con los colaboradores, de lo que la Compañía debe comenzar a cosechar frutos el próximo año.

Para garantizar su actividad, la industria frigorífica trabaja con dos públicos fundamentales: colaboradores y proveedores. El proveedor de ganalado es un asociado esencial de la Compañía, que se esfuerza para mantener una estrecha relación con este grupo, incluso a través de un departamento dedicado a apoyarlo y construir lazos de confianza.

Para 2019, las expectativas de las operaciones en Uruguay son establecer una colaboración con países asiáticos, produciendo para Japón y Catar, aumentar el plan de carne orgánica en Estados Unidos y Suecia, y conquistar los importantes mercados de Arabia Saudita y Malasia. La Compañía está siempre buscando nuevos tipos de productos – porciones controladas, productos congelados –, procurando llegar a los supermercados, lo que se refleja en la mejoría de toda la estructura que se mantiene en Uruguay.

Colombia
La ganadería de Colombia tiene un gran potencial de expansión, siendo los aspectos nutricionales y de manipulación las principales oportunidades de mejoría, con la posibilidad de obtener avances importantes. Con un rebaño de buena calidad de raza y porte similar al de Australia (aproximadamente 23 millones de cabezas de ganado), el país tiene como principal desafío la adecuación sanitaria, pues la fiebre aftosa todavía afecta a los animales, lo que restringe la exportación.

Cerca de 97% de la producción de carne colombiana satisface el mercado interno, considerado informal, si se compara con el escenario de otros países de la región. Con un consumo per cápita de carne bovina de 15kg al año, inferior al estándar latinoamericano, este mercado es visto como una oportunidad por la Compañía, dado su potencial de desarrollo.

Las exportaciones del país, aunque pequeñas, poseen condiciones interesantes para su ampliación, como el acceso a los océanos Pacífico y Atlántico – situación única en América del Sur – y la participación en el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. Para esto, es fundamental recuperar el status de libre de fiebre aftosa con vacunación ante la Organización Mundial de Salud Animal.

La Compañia es bien posicionada actuar de forma asertiva en el mercado mundial de proteína animal, integrando el desempeño de varias unidades negocio en América Latina.

La Compañía es la mayor exportadora de Colombia, siendo responsable por 75% de sus exportaciones – participación importante, principalmente en los mercado de Rusia y Medio Oriente – y por 6% de los sacrificios de ganado realizados en el país. Estos números constituyen records alcanzados mediante un trabajo, en el último año, de consolidación de las obras de expansión en capacidad y optimización de la producción. De esta forma fue posible, además de aumentar el mercado de la Compañía, consolidar su marca y organizar una agenda institucional dirigida a fomentar las exportaciones y la apertura de mercados.

La existencia de fiebre aftosa en el rebaño impuso una reorganización de la producción y de los destinos de los productos, y la Compañía está trabajando con fuerza para superar ese desafío, incluso en una agenda conjunta con el Gobierno de Colombia. Esto permitió que los mercados de Medio Oriente no se cerraran, y que el mercado ruso pudiera ser recuperado en un corto período de tres meses, mostrando que el desempeño en control y monitoreo de la enfermedad cumplieron todos los requisitos. La Compañía ofrece apoyo para la recuperación del status sanitario del país y para mantener la diplomacia sanitaria con los demás países, buscando una apertura de sus mercados.

Los buenos resultados obtenidos en 2018 por la operación colombiana, ante los desafíos que se impusieron, son el fruto de un trabajo determinado del equipo, el cual consiguió consolidar la Compañía y su marca como líderes del sector en el país, con solo una planta en operación.