Etica, conformidad y transparencia

GRI 102-17, GRI 205-1, GRI 205-2, 408-1, 409-1, 411-1, 412-2, 406-1

Con la ética y la transparencia como dos principios ineludibles, la Compañía destaca en su Código de Ética – Guía de Conducta el deber de todos en la constitución de un cotidiano de trabajo de respeto, cortesía, profesionalismo y cumplimiento de la legislación, prohibiendo cualquier forma de abuso, acoso, corrupción y discriminación, así como impidiendo que los colaboradores ejecuten actividades que puedan representar conflictos de intereses. Ningún colaborador, independiente de su cargo o de cualquier otra circunstancia, tiene autoridad para solicitar o realizar acciones contrarias a las normas establecidas en el documento, ni para dejar de manifestarse al respecto.

En el momento de integrarse a la Compañía, o cuando existen actualizaciones de las normas de conducta, los colaboradores deben leer y firmar los términos de adhesión, además de participar en los entrenamientos sobre el tema. En 2018, con la revisión del Código de Ética – Guía de Conducta, se realizaron entrenamientos con todos los colaboradores sobre el documento. Este mismo procedimiento fue seguido en relación a las políticas de Negociación con Valores Mobiliarios de Emisión de Minerva Foods S.A., Anticorrupción y Antisoborno, y de Prevención a la Ocurrencia de Conflictos de Intereses – en el caso de las dos últimas, abarcando a los colaboradores corporativos, además de supervisores, coordinadores y colaboradores administrativos de las unidades de negocio.

Edison Ticle
Chief Financial Officer

La Compañía verifica el registro del Ministerio del Trabajo y Empleo de empleadores que hayan impuesto condiciones equivalentes a la esclavitud, poniendo un punto final en las relaciones con cualquier asociado o proveedor identificado de esta forma. Además, todos sus contratos poseen cláusulas que refuerzan el compromiso con la erradicación del trabajo esclavo y del trabajo infantil, que impiden la continuidad de la relación contractual en caso que sean identificadas estas prácticas.

Teniendo un especial cuidado con el respeto a las tierras indígenas, la Compañía envía regularmente oficios a las regionales de la Fundación Nacional del Indio (Funai), con el objetivo de evidenciar nuevos registros de invasión a esas tierras. Sin embargo, en el último año la Compañía no fue comunicada sobre indicios de expansión de inmuebles rurales en tales áreas. Para identificar la probabilidad de superposición de los perímetros descritos en los documentos de las haciendas con las demarcaciones proporcionadas por la Funai, la Compañía utiliza la metodología de análisis por satélites – un procedimiento que permitió identificar, en 2018, un productor con riesgo potencial de violación del área indígena, con el cual fueron rescindidas las negociaciones.

Para recibir sugerencias, elogios y posibles denuncias de violaciones de sus normas de conducta o de la legislación vigente, la Compañía instituyó la Conexión Minerva, un canal de oidoría dedicado a atender al público interno y externo, garantizando el anonimato y la confidencialidad de las informaciones. El canal está disponible 24 horas por día, siete días por semana, por internet, teléfono, correo electrónico y correspondencia. El canal interno es exclusivo para el uso de los colaboradores – que pueden también solicitar orientaciones a sus superiores jerárquicos –, mientras que el canal externo está abierto al público en general.

Para tratar los procesos recibidos, existe un oidor que responde directamente al Comité de Ética e Integridad. Las sanciones internas pueden variar, de acuerdo con la naturaleza y la gravedad de la infracción, desde una advertencia hasta el despido del colaborador o la rescisión de contrato con actores externos. Tales medidas no sustituyen o eximen al infractor de posibles acciones jurídicas correspondientes y sus sanciones legales.

La Compañia tiene una responsabilidad etica y integridad con todos los publicos de relacionamiento.