Eficiencia operacional

GRI 102-11, GRI 103-2, GRI 103-3

Para controlar el impacto socioambiental de sus operaciones, la Compañía lleva a cabo un proceso de mantenimiento preventivo y predictivo de todos los equipos, destacándose el control de la contaminación y los programas de ecoeficiencia productiva. Cumple rigurosamente las exigencias legales que determinan la obligatoriedad del monitoreo regular de la calidad de las emisiones atmosféricas, además de la gestión, tratamiento y disposición adecuada de los efluentes líquidos y residuos sólidos generados en las operaciones industriales, de acuerdo con los parámetros permitidos.

Periódicamente, un equipo compuesto por profesionales entrenados y consultores especializados evalúa los indicadores de desempeño ambientales de sus procesos y operaciones, con el objetivo de identificar los aspectos e impactos relevantes. En 2014, fue implementado el Sistema de Gestión Integrado (SGI), que promueve la gestión de los indicadores de medio ambiente y de salud y seguridad ocupacional, con el fin de asegurar que se respeten todos los estándares y límites especificados en la legislación vigente, además de evolucionar en la eficiencia de los procesos productivos y evitar o mitigar los potenciales aspectos e impactos de la actividad en las comunidades locales. La Compañía también mantiene en todas sus unidades industriales el programa corporativo de Gestión de Aspectos e Impactos Ambientales, disponiendo de un sistema de monitoreo on-line de los planes de acciones dedicados a minimizar las interferencias ambientales significativas.

En lo que se refiere a las comunidades próximas, la empresa posee un buen sistema de gestión, tratamiento, control y monitoreo de indicadores socioambientales, con el objetivo de evitar y/o mitigar potenciales riesgos e impactos, incluyendo un plan de emergencia que contempla diferentes escenarios posibles, tales como incendios, fugas de productos químicos, emergencia médica, y también números de contacto de emergencia y procedimientos de comunicación, equipos y ejecución de procedimiento de respuesta a emergencias. Además, invierte constantemente en seguridad en las áreas de almacenamiento de amoníaco y sistemas de refrigeración, utilizando detectores de fugas (en el interior de áreas operacionales y sala de máquinas), contención secundaria, sistemas de ventilación, señales de alerta adecuados y equipos de respuesta a emergencias.

En 2018, la Compañía invirtió en un amplio trabajo de estandarización de las operaciones en sus diferentes unidades y oficinas, uniformizando procesos comerciales, corporativos y operacionales. A través de manuales, procedimientos y otras herramientas, fue posible alinear los procesos de gestión, en beneficio de la eficiencia operacional y de la calidad. Otra inversión importante del último año estuvo dirigida al sistema SAP, con mejorías en herramientas de gestión.

Todos los insumos utilizados en las fábricas pasan por un proceso de homologación, que incluye un análisis documental, laudos de la migración del producto/insumo, prueba piloto y aprobación final. Además, la Compañía posee un sistema de gestión de consumo de embalajes, basado en la cantidad de animales a ser sacrificados en la unidad, que genera el consumo ideal para cada sector. El monitoreo de la relación entre la utilización programada y la utilización real se realiza al final de cada día, con la elaboración de un informe de sobras y descartes por sector, por lo cual responden los gestores.

Para 2019, la empresa pretende aumentar las inversiones en proyectos para elevar la eficiencia, optimizar la producción y mejorar la fijación de precios. El programa Actitud Campeona se expandirá a Paraguay, lo que ayudará a elevar la eficiencia de la operación. El mapeo de oportunidades y la expansión del programa para todos los países también están en la agenda para los próximos años.

Bienestar animal

frame-23Como uno de los grandes agentes del sector de producción de carne bovina en el mundo, la Compañía reconoce la importancia de integrar el bienestar animal a sus prácticas como un requisito de sostenibilidad y de aumento de la competitividad, en un mercado cada vez más exigente.

Evidenciando su compromiso con este tema, la Compañía posee la certificación de la Professional Animal Auditor Certification Organization (PAACO), institución reconocida internacionalmente en el área de bienestar animal. Sus unidades industriales pasan por auditorías anuales dedicadas a verificar el cumplimiento de la certificación.

La norma de producción de alimentos más exigente de Europa es elaborada por el British Retail Consortium (BRC) y establece estándares de calidad y seguridad para la producción de alimentos. Minerva posee la certificación en las unidades de Araguaína (TO), Barretos y José Bonifácio (SP), Janaúba (MG), Mirassol d’Oeste (MT), Palmeiras de Goiás (GO), Rolim de Moura (RO); Frigomerc, Mussa, San Antonio, IPFSA y Belén (Paraguay); Carrasco, Pul y Canelones (Uruguay); Pilar y Rosario (Argentina).

Compra de ganado
La agropecuaria brasileña es un área que se encuentra en constante mejora, y el aumento de la incorporación de tecnología ha permitido una significativa elevación de la productividad y de la calidad de los animales. El desafío del sector es avanzar en la producción de animales cada vez más jóvenes, con mejor peso en el momento del sacrificio y buena terminación de grasa.

Para una empresa exportadora, la búsqueda por el mejor perfil de animales para satisfacer a sus carteras de clientes es creciente. En 2018, con el aumento de la exigencia de mercado, la Compañía se dedicó a la búsqueda de la mejor materia prima, alcanzando resultados positivos y permitiendo un trabajo de mayor eficiencia en las fábricas.

La relación con los proveedores es un elemento esencial de la actividad de la Compañía, que se empeña en reconocer la cadena y apoyar el desarrollo de sus asociados.

La Compañía valora fuertemente la proximidad con sus proveedores, manteniendo estructuras de relacionamiento dedicadas y diversas iniciativas de relacionamiento con este público. Es frecuente la participación en eventos técnicos y la presencia del equipo de Compra de Ganado favorece la relación próxima con el productor.

La gestión de proveedores se realiza de acuerdo con la necesidad de la cartera de cada unidad. El equipo de Inteligencia de Mercado realiza el mapeo del perfil del ganadero y lo envía a los técnicos de campo para estrechar las relaciones con este público. Al final de 2018 fue lanzado, en colaboración con la empresa de nutrición animal Phibro, el Programa de Eficiencia de Carcasa. A través de este programa, que reconocerá las mejores carcasas por medio de grids de calidad, será posible obtener un mayor compromiso de este público y el alineamiento de las expectativas, en una relación que agrega valor a todas las partes de la cadena productiva.

Para 2019, el objetivo es buscar el mejor resultado. Para lo cual habrá cambios en el modelo de fijación de precios de la Compañía, con el fin de determinar correctamente precios para el ganado en función del perfil de carcasa, valorizando los animales de mejor calidad, capaces de generar mejores resultados para la industria, y penalizando aquellos con bajos resultados. El Programa de Eficiencia de Carcasa ayudará a identificar los mejores animales para satisfacer todas las carteras del mercado.

Hablando de Ganadería
Con el propósito de compromiso, el programa Hablando de Ganadería ofrece encuentros, conferencias y visitas de campo a ganaderos. El trabajo se realiza con la ayuda de técnicos, veterinarios, zootecnistas y agrónomos, considerando las particularidades regionales.

En 2018, se destacó el tema de la sanidad animal, principalmente lo relacionado con vacunación, con el objetivo de contribuir para que los proveedores utilicen las vacunas correctamente y eviten la pérdida. Los ganaderos pudieron conocer las mejores técnicas para una manipulación segura y adecuada, con el fin de cumplir con las exigencias sanitarias, además de aprender sobre nutrición animal, oportunidades de mayor rentabilidad, sostenibilidad y mercado ganadero. En el último año, la iniciativa se puso en práctica en 8 estados de Brasil, con una participación de aproximadamente 400 ganaderos.

Programas de eficiencia
Los programas de eficiencia – Biblia, Hueso Blanco y Actitud Campeona – fueron fundamentales para el buen desempeño de la Compañía en 2018. Entre sus objetivos están la estandarización de procesos, el aumento del rendimiento y de la productividad y la reducción de la volatilidad en los resultados operacionales. También aportan un mayor compromiso de los colaboradores y garantizan mejores condiciones para transformar los desafíos en conquistas, de forma ágil y consistente.

Establecidos en Brasil, los programas de eficiencia de la Compañía podrán expandirse a las unidades de Athena Foods.

Biblia
El proyecto Biblia se dedica a la estandarización de procesos en los parques industriales y a la captación de sinergias operacionales. A través del mismo, la Compañía identifica y registra las mejores prácticas de sus unidades, convirtiéndolas en un estándar para las demás. Al identificar y universalizar las mejores prácticas, el proyecto obtiene ganancias de productividad y eficiencia, además de beneficios económicos y financieros.

La Biblia es uno de los requisitos solicitados y contabilizados por el programa Actitud Campeona.

Hueso Blanco
A través del proyecto Hueso Blanco, la Compañía se propone maximizar su capacidad de deshuesado, haciendo con que haya la menor cantidad posible de producto en el hueso, aumentando el rendimiento de las unidades con el mejor aprovechamiento de la carcasa.

Iniciado en 2015 y consolidado en 2016, el programa está ampliamente difundido, siendo uno de los requisitos solicitados y contabilizados en la Actitud Campeona.

Actitud Campeona
El programa de eficiencia Actitud Campeona está enfocado en la aplicación de iniciativas y procesos operacionales descritos en el proyecto Biblia, además de impulsar la innovación y la difusión de mejores prácticas. Incentivando una competencia sana entre las unidades, otorga un premio financiero para aquellas que alcancen los mejores lugares. De esta forma, la Compañía extiende a cada colaborador la cultura y el espíritu de propietario.

El programa busca definir, basado en las mejores prácticas observadas en las diferentes unidades, una ambiciosa meta de operación para todo el parque industrial, haciendo que cada unidad busque un desempeño en el mejor estándar de todos los indicadores verificados. En el formato de una competencia anual, premia mensualmente a los colaboradores de las unidades de mejor desempeño con un almuerzo especial, un trofeo y la participación en un sorteo de productos (como computadoras y televisores); al final del año, los colaboradores de la unidad y de los departamentos que sumen más puntos reciben bonificaciones adicionales.

Con un potencial de ganancias exponenciales, el programa Actitud Campeona le permitió a la Compañía corroborar algunos valores, como disciplina, foco y determinación.

Los objetivos de los programas de eficiencia están en la estandarización de procesos, aumento de los ingresos y productividad y reducción de volatilidad en los resultados operacionales.