Desempeño ambiental

GRI 103-2, GRI 103-3

En 2018, el equipo ambiental de la Compañía fue reestructurado con posiciones y funciones estratégicas, con el objetivo de ejecutar proyectos interdisciplinarios y proveer un mejor seguimiento de los procesos y controles ambientales.

Mediante el Sistema de Gestión Ambiental (SGA), la Compañía realiza controles documentados, con el apoyo del SGI, lo que permite la estandarización de los procesos en las plantas industriales de Brasil. En las plantas adquiridas recientemente en Argentina, Paraguay y Uruguay, fue iniciada esta estandarización. Los documentos publicados están disponibles para consulta en el sistema Fluig, una plataforma personalizada que propicia que los colaboradores tengan acceso a regulaciones, procedimientos y políticas internas.

La Compañía cumple los requisitos legales que se aplican a sus actividades, mediante instrumentos de gestión adecuados de residuos sólidos, efluentes líquidos y emisiones atmosféricas, en todas las unidades. Para la gestión operacional, los supervisores utilizan el Diario de a Bordo, en conjunto con el administrador de acciones, compilando todos los datos para unificar el monitoreo y el control de la operación. Además de todo este control, se realizan verificaciones semanales con las unidades para discusión y relato de los procesos e indicadores ambientales.

Agua

GRI 303-1, GRI 303-2, GRI 303,3

El agua es un recurso precioso y finito, que debe ser utilizado y administrado con responsabilidad, de la materia prima al producto terminado. Los procedimientos operacionales de la Compañía dependen, en gran medida, de la disponibilidad de agua, un insumo que garantiza los estándares sanitarios de los procesos y de los productos, además de la higienización de las áreas, equipos y utensilios. Se trata, por tanto, de un insumo transversal a todas las otras acciones.

La mayoría de las unidades de la Compañía es abastecida con aguas superficiales que, antes de su uso industrial, pasan por estaciones de tratamiento. La gestión del consumo de agua se realiza mediante directrices corporativas y metas de reducción, buscando el uso consciente del recurso y abarcando todo el ciclo del agua. En 2018, la Compañía estableció una meta de reducción de 5% en relación con el año anterior.

El consumo hídrico es monitoreado y administrado diariamente por los supervisores de medio ambiente, a través de mediciones en hidrómetros calibrados, cuyos datos son reportados a los gestores de las fábricas y del área corporativa. Este procedimiento garantiza una integración entre las áreas, buscando el uso racional del recurso. En la plataforma de gestión queda documentado el monitoreo ambiental.

En 2018, como una forma de prevenir derramamientos y adoptar equipos modernos de administración de recursos hídricos, la Compañía promovió el cambio y/o instalación de boquillas reductoras de presión, especialmente en las áreas de barreras sanitarias y fregaderos en general de las unidades industriales. Otra medida de uso racional es la reutilización del agua (proveniente del deshielo de las cámaras de refrigeración, de las lluvias, del retrolavado de las estaciones de tratamiento de agua, entre otros orígenes). En el último año se destacó la implantación de la reutilización de agua de deshielo en la unidad industrial de Janaúba (MG).

Buscando formas de establecer un consumo hídrico más eficiente y consciente, la Compañía también invierte en el compromiso de los colaboradores, la comunidad y la cadena de valor, mediante entrenamientos y campañas de concientización.

Día Mundial del Agua
Para celebrar la fecha, se desarrollaron actividades de incentivo del uso racional de agua, concientizando a los colaboradores sobre la importancia del recurso hídrico para la sobrevivencia y el bienestar humanos. Se impartieron conferencias sobre temas como el ciclo del agua y el consumo hídrico mundial, nacional y de la unidad. También hubo presentaciones de proyectos realizados por la Compañía en el área, como la reutilización de aguas residuales, mediante la exposición de fotos, diálogos y dinámicas.

Día del Árbol
Para conmemorar el Día del Árbol, en 2018, la Compañía realizó acciones para incentivar la plantación y concientizar a los colaboradores y la comunidad sobre la preservación de los árboles y la naturaleza, para la sobrevivencia y el bienestar de todos. Se divulgaron materiales informativos y se llevaron a cabo acciones en la comunidad, con la participación de escuelas, ONG, órganos ambientales, alcaldías y cámaras municipales.

Entre las actividades desarrolladas, se destacó la entrega y siembra de plantas nativas, así como la adecuación del área natural de posibles locales degradados, buscando la preservación de manantiales y la instalación de sistemas de distribución de agua, con energía solar.

Día Mundial del Medio Ambiente
El evento de conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, en 2018, adoptó el tema “Vaya en Bici” (Vá de Bike). Como parte del mismo fue realizada la divulgación de material informativo, conferencias con profesionales del área de medio ambiente, visitas de estudiantes a las unidades industriales para conocer los procesos ambientales y de reciclaje de la Compañía, siembra de plantas y concursos, entre otras actividades.

Residuos

GRI 306-2, GRI 306-4

El Plan de Gestión de Residuos Sólidos Industriales (PGRSI) es el documento responsable por garantizar la manipulación ambiental adecuada de los residuos generados por la Compañía, proporcionando el destino específico exigido por cada categoría, después de la separación entre los materiales que pueden ser reaprovechados y aquellos que deben ser eliminados o descontaminados. La gestión de residuos de las unidades operacionales se realiza a través del registro en documentos, como el Manifiesto de Transporte de Residuos, el check-list del camión que efectúa el transporte, factura, certificado de destino y licencias de las empresas colectoras, locales de destino, entre otros.

En las unidades de Brasil, los residuos reciclados se venden a empresas especializadas, mientras que los no reciclados son enviados a un vertedero sanitario autorizado. En las unidades de Argentina se determinó que los residuos sean almacenados temporalmente en la planta y posteriormente eliminados por el proveedor de tratamiento, que se responsabiliza por las disposiciones, recuperación o reciclaje, de acuerdo con las características de cada residuo. En las operaciones de Colombia, los residuos son recogidos, transportados y dispuestos por empresas externas legalmente capacitadas y autorizadas.

En 2018, la compañía realizó la disposición de 2.810,20 toneladas de residuos. Los principales materiales eliminados fueron papel y cartón.

Efluentes

GRI 306-1

Los efluentes líquidos generados en las operaciones de la Compañía pasan por tratamientos físico-químicos y biológicos, siendo monitorizados por muestreo, lo que permite verificar la eficiencia del sistema e identificar puntos de mejoría. Pasando por un tratamiento primario y conducidos posteriormente para lagunas de estabilización, su calidad debe cumplir con lo recomendado por la legislación vigente, y los indicadores de monitoreo de la IFC. En las unidades de Brasil, se realizan análisis mensuales para monitoreo de la eficiencia del sistema. Todas las unidades poseen Estaciones de Tratamiento de Efluentes, con sistemas primarios y secundarios.

La gestión de este tema en 2018, resultó en un cumplimiento satisfactorio de las metas por los equipos locales, con una reducción de 3,32% en la generación de efluentes en las unidades de Brasil. En ese mismo año, la Compañía invirtió en mejorías en las estaciones de tratamiento de las unidades de Barretos (SP) y Rolim de Moura (RO), con perspectivas, para los próximos dos años, de mejoras en los sistemas de las otras unidades industriales.

Cambios climáticos

GRI 201-2, GRI 305-1, GRI 305-2

En relación a los cambios climáticos, la Compañía identifica riesgos de impactos directos, que pueden afectar sus costos y la continuidad de los negocios, e indirectos, alcanzando a la cadena productiva. Entre los primeros está, por ejemplo, el aumento del costo operacional provocado por la escasez de agua y la reducción de la oferta de ganado. Por otro lado, en la cadena se puede identificar una potencial retirada de proveedores de los negocios agropecuarios.

De esta forma, la Compañía realiza el monitoreo, mediante un sistema, de proveedores que actúen en áreas deforestadas en el bioma de la Amazonia o que consten en la lista de áreas embargadas del Ibama. A lo largo de los años, la Compañía monitoreó de forma privada más de 8 millones de hectáreas del bioma amazónico, generando el bloqueo de más de 2000 proveedores directos por incumplimiento de los criterios de sostenibilidad adoptados, a través de esta iniciativa la Compañía garantiza la integridad de su actuación con la gestión sostenible de su cadena de suministro.

Así, interesada en mitigar estos riesgos, la Compañía busca perfeccionar su gestión a través de investigaciones y análisis del sector y de la cadena, además de promover buenas prácticas. Son esenciales el monitoreo del consumo de recursos en sus operaciones directas y el establecimiento de acciones internas, como por ejemplo la elaboración del Inventario de Gases de Efecto Invernadero, publicado hace dos años. Existen también acciones dirigidas específicamente a la cadena, como Hablando de Ganadería y la divulgación de correos electrónicos informativos, con datos de clima y orientaciones para una mejor gestión del negocio.

Energía

GRI 302-1

Como principal insumo consumido por sus actividades, después del buey, la energía eléctrica es un recurso que recibe atención por parte de la Compañía. El área de Ingeniería está a cargo de la gestión energética, siendo conducida por las propias unidades industriales, cuyos gestores, diariamente, le proporcionan al área datos sobre su consumo.

Interesada en elevar la eficiencia energética – incluso considerando que el consumo de energía interfiere en indicadores fundamentales de la actividad, como el valor del kilogramo del producto deshuesado –, la Compañía posee metas de reducción de consumo e inversiones en energía renovable y eficiencia energética, buscando elevar esta eficiencia, lo que contribuye a la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La mayor parte de las acciones de eficiencia energética llevadas a cabo están relacionadas con la cadena de frío (preservación de las condiciones de refrigeración en la concepción, almacenamiento y transporte del producto), indispensable para las actividades.

Una de las acciones que se destacó, en 2018, fue la elaboración de curvas ideales de consumo de energía eléctrica de las fábricas, basado en el benchmark interno, lo que permite que se identifiquen los desvíos y la concepción de acciones de reducción del consumo de energía eléctrica en kilowatt-hora por tonelada de producto acabado (kWh/TPA). Este perfeccionamiento del control promovió nuevas acciones operacionales y procedimientos de eficiencia energética y calidad del producto.

Interesada en avanzar en el control y la gestión sobre los costos de energía, desde 2016 la Compañía cuenta con un área de negocios específica – Minerva Comercializadora de Energía – que se encarga de identificar oportunidades de reducción de gastos y mitigación de riesgos relevantes, concernientes al mercado de energía eléctrica, trayendo rentabilidad y uso eficiente del insumo, además de negociar la energía de fuentes renovables. Por medio de ella, las unidades de producción de Brasil1 han realizado la compra de energía en el mercado libre, de acuerdo con la previsión de producción anual, lo que proporcionó una reducción de costos y el aumento de la rentabilidad de la Compañía.

(1) Excepto la de Goianésia (GO).